Algoritmos predictivos y protección de datos

En los últimos años, el sector empresarial y comercial ha comenzado a desarrollar y utilizar sistemas de predicción inteligente en base a tecnologías de Big Data. El Big Data es una ingente masa de información sobre clientes o personas particulares que se procesa a través de algoritmos predictivos.

La realidad actual se construye a partir de sistemas informáticos que se apoyan en modelos matemáticos para dar sentido al gran volumen de datos que procesa, aprender de ellos y ser capaz de realizar predicciones o detectar tendencias.

Una definición más técnica y algunos ejemplos

Podemos definir los algoritmos predictivos como unos modelos matemático-estadísticos que, a partir del análisis de los datos que recogen, son capaces de identificar oportunidades y riesgos.

Si te paras a pensar, hay multitud de sistemas de predicción sencillos que ya conoces y de los que te sirves a diario. Por ejemplo, cuando utilizas tu coche, dispones de información sobre cuándo debes comprobar la presión de los neumáticos o realizar un cambio de aceite.

En entornos más complejos, los informes sobre criminalidad de personas particulares pueden ser usados para predecir si volverán a delinquir o utilizar los datos sobre la estructura de la ciudad y organizar las rutas de los coches patrulla de la policía.

Al más puro estilo cinematográfico, esto ya se veía en la película Minority Report, en la que aparecía Tom Cruise y se presentaba un mundo futurista, muy cercano ya al presente y con un sistema informático que era capaz de predecir asesinatos y delitos de todo tipo.

En el campo médico, la utilización de estos algoritmos es capaz de cruzar las informaciones del historial médico de un paciente, para prevenir enfermedades o incluso ataques cardíacos.

Los algoritmos pueden utilizarse en multitud de campos, como la prevención de catástrofes naturales o persecución del fraude fiscal.

¿Cómo puede beneficiar esta tecnología a mi negocio en materia de protección de datos?

Si todavía no has oído hablar del Big Data, debes saber que es una de las piedras angulares en la gestión de información y atención comercial a clientes de cualquier tipo de negocio o empresa, por pequeña o grande que sea.

La utilización de algoritmos para dar sentido a toda la información que posees de tus clientes, incluidos los datos personales, es vital para dar forma a una estrategia digital de comercio.

Debes prestar especial atención a cómo almacenar y gestionar los datos de tus clientes

Existen una ley y diversas normativas que regulan la confidencialidad y seguridad con la que debes tratar la información de tus clientes, ya que, en muchas ocasiones, aparecen datos de carácter personal sensibles.

La LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos), que, hasta ahora, regulaba la forma en la que las organizaciones deben gestionar los datos de sus clientes o usuarios, será modificada en 2018.

¿Cómo puedo adaptarme a los cambios en el marco legal derivados del RGPD?

El próximo 25 de mayo de 2018, entrará en vigor el Reglamento (UE) 2016/679, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de abril de 2016; relativo a la protección de las personas físicas, en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos.

El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) sustituirá a la LOPD, que regulaba este marco legal hasta el momento.

Si no posees los conocimientos legales suficientes, es vital que acudas a servicios profesionales especializados en esta materia

Requisitos al operar en la gestión de los datos personales

– Recoger y almacenar los datos de carácter personal consentidos por el titular.

– Formularios legales que especifiquen, inequívocamente, la finalidad y utilización de dichos datos.

– Permisos y consentimiento de acceso por parte de terceros.

– Análisis de riesgos a la hora de gestionar los datos. Medidas de seguridad y mecanismos para la protección de los datos.

– Posibilidad de de rectificación, cancelación u oposición por parte de los clientes o usuarios.

¿Puedo comprar bases de datos y mailing para mi campaña?

En el entorno comercial, la recopilación de datos se utiliza para orientar estrategias de marketing personalizadas para cada cliente. El objetivo es ofrecer ofertas e información de calidad, según el perfil de cada usuario, para adaptar las campañas y aumentar el volumen de negocio.

Recopilar los datos de tus clientes o usuarios puede ser una tarea titánica y lenta, por lo que muchas empresas deciden comprar bases de datos con un gran volumen de información sobre clientes de diversos tipos.

Este tipo de acciones es desaconsejable y, a continuación, te explicamos los motivos

1- Marco legal:

Hasta ahora, la LOPD impedía, categóricamente, el envío de comunicaciones comerciales a través de medios electrónicos y sin un consentimiento explícito previo.

2- Fiabilidad de las bases de datos:

Cuando compras una interminable lista de direcciones de email, ¿están en uso? ¿Su titular utiliza esta dirección de correo con frecuencia? ¿Dónde vive dicha persona y cuál es su capacidad adquisitiva?

No tiene ninguna utilidad adquirir una base de datos sin conocer la respuesta a estas y otras preguntas, así que lo que, en principio, puede parecer una inversión interesante se termina convirtiendo en un gasto innecesario de recursos.

3- Las cuentas trampa:

Son cuentas de correo electrónico que no se utilizan desde hace mucho tiempo y los proveedores de servicios de email (Gmail, Hotmail o Yahoo) han creado para detectar este tipo de actividades o envíos masivos sin sentido.

Digamos que es una alternativa de autocontrol y calidad que llevan a cabo los grandes proveedores de email.

Si has comprado una base de datos y envías tus emails a estas cuentas, Gmail o Hotmail pasarán a identificar tu negocio como un generador de spam o correo basura.

4- Alto índice de rebote:

Al realizar envíos de información a cuentas inexistentes, nunca obtendrás una respuesta ni pondrás en marcha un proceso de compra, ya que la persona a la que crees enviar la información nunca habrá existido.

Además, puedes recibir una valoración negativa por parte de los proveedores de correo electrónico, que pasarán a categorizar tus emails como correos basura.

Como puedes comprobar, no es sencillo gestionar el uso de bases de datos y algoritmos predictivos. La necesidad de cumplir el RGDP es incontestable, para una correcta aplicación de las estrategias comerciales. Acudir a empresas especializadas es la mejor elección para aprovechar el potencial de esta tecnología.

 

Artículos relacionados

¿Qué es el compliance? Probablemente hayas oído hablar del término compliance (o, en español, “cumplimiento”). Puede decirse que está “de moda” en el ámbito empresarial, ya que cualquier compañía que busque mejorar sus procedimientos internos y posicionarse como líder en s...
Phishing: todo lo que debes saber El phishing ha aumentado un 59 % en 2017, respecto a los datos de 2016, según el informe más reciente de Kaspersky Lab. Esto es un hecho muy preocupante, ya que las consecuencias de estos ataques podrían ser muy graves para las personas afectadas. ¿...
Cómo afecta el RGPD a las transferencias internacionales de datos Las transferencias internacionales de datos son los tratamientos que hacemos de los mismos de cara a un país que se encuentre fuera del territorio del Espacio Económico Europeo. Esto puede constituir la realización de un tratamiento a través del resp...
¿Cómo hay que proceder con los datos especialmente protegidos? En este texto nos vamos a ocupar de explicarte todas las características de los datos especialmente protegidos, que, como su propio nombre indica, requieren una especial atención por parte de las personas y organizaciones que manejen ficheros de dato...
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *