¿Cómo puedes proteger tus datos cuando compres online?

¿Cómo puedes proteger tus datos cuando compres online?

La protección de datos en compras por Internet es uno de los temas que más preocupan a los cibernautas. Y es que cada día tienen lugar millones de operaciones de compra en el mundo, y para llevarse a cabo requieren, por tu parte, la inserción de tu información personal en sistemas de terceros, que pueden estar mejor o peor protegidos, y cumplir o no los marcos legales establecidos a este respecto.

Ahora bien, aunque la mayoría de las transacciones se llevan a cabo sin incidentes, la seguridad de las compras en línea no está garantizada en ningún caso.

Consejos para proteger los datos en compras online

La falta de seguridad en las compras por Internet es algo alarmante, que duda cabe, por ello, pon en marcha los siguientes consejos para evitar que alguna de tus futuras compras acabe saliéndote mucho más cara.

1. Uso de sitios web conocidos

Trabaja con sitios web de confianza. Los resultados de búsqueda se pueden manipular para desviarte, especialmente cuando pasas de las primeras páginas de resultados. Si conoces el sitio hay menor riesgo de estafa.

Ten cuidado con las faltas de ortografía o los sitios que usan un dominio de nivel superior diferente (“.net” en lugar de “.com”, por ejemplo); este es uno de los trucos más antiguos del libro. Sí, las ofertas en estos sitios pueden parecer atractivas, pero así es como te engañan para que renuncies a la privacidad de tus datos.

2. Busca el protocolo de seguridad HTTPS

Nunca compres nada en línea usando tu tarjeta de crédito en un sitio que no tenga cifrado SSL instalado, como mínimo. Sabrás si el sitio tiene SSL porque la URL del sitio comenzará por HTTPS, en lugar de solo HTTP. Aparecerá un icono de un candado bloqueado, normalmente a la izquierda de la URL en la barra de direcciones, o en la barra de estado que se encuentra debajo; depende de tu navegador.

HTTPS es bastante estándar ahora, incluso en sitios que no son de compras, lo suficiente para que Google Chrome marque cualquier página sin la S adicional como “no segura”.

3. Reduce todo lo que puedas tu huella digital

Ningún eCommerce necesita tu número de la Seguridad Social para venderte algo. Sin embargo, si los delincuentes consiguen este tipo de datos, o el número de la tarjeta de crédito, pueden causar mucho daño. Cuanto más sepan los estafadores, más fácil les será robar tu identidad. Deja la menor cantidad posible de datos personales. Incluso los sitios importantes se rompen.

4. Revisa tu cuenta bancaria regularmente

No esperes a que tu factura llegue a fin de mes. Conéctate en línea regularmente durante la temporada de vacaciones, y revisa los extractos de cuenta electrónicos de su tarjeta de crédito, tarjeta de débito y cuentas corrientes. Busque cualquier cargo fraudulento, incluso originado en sitios de pago como PayPal. Después de todo, hay más de una manera de obtener tu dinero.

Hablando de esto, definitivamente solo debes comprar en línea con una tarjeta de crédito. Si tu tarjeta de débito resulta comprometida los estafadores tienen acceso directo a tus fondos bancarios.

Si ves algo que no te cuadra, usa el teléfono para solucionar el problema lo antes posible. En el caso de las tarjetas de crédito, paga la factura solo cuando sepas que todos tus cargos son correctos. Por norma, tienes 30 días para notificar los problemas al banco o al emisor de la tarjeta.

5. Inocula tu ordenador

Los estafadores no se sientan a esperar que les des datos; a veces te dan un poco de algo para ayudar a acelerar las cosas. Debes protegerte contra el malware con actualizaciones periódicas de tu programa antivirus.

Mejor aún, paga un paquete de seguridad completo. ¿Por qué? Pues porque este tendrá un software antivirus y también combatirá el spam, los correos electrónicos de phishing y los ataques de phishing desde sitios web (los dos últimos intentan obtener tu información personal imitando un mensaje o un sitio).

Recuerda, no es suficiente tenerlo instalado. Asegúrate de que sus herramientas anti-malware estén siempre actualizadas. De lo contrario, pueden dejar entrar nuevas amenazas; y siempre hay nuevas amenazas.

6. Evita comprar en terminales públicos y desconfía de las redes abiertas

¿Qué pasa si usas tu propio portátil para comprar mientras estás fuera? Una cosa es entregar una tarjeta de crédito para que la pasen en la caja, pero cuando tienes que ingresar el número de la tarjeta de crédito y la fecha de vencimiento en un sitio web mientras estás sentado en un café público, es posible que alguien esté monitorizando tu operación.

Para conseguir la máxima protección de datos RGPD, piensa como un gánster: siéntate en la parte de atrás, frente a la puerta. Y usa sitios en los que confíes que ya tengan tu tarjeta de crédito almacenada. Así no tendrás que sacarla en público.

Por otro lado, para evitar el phishing no te conectes a la primera red que veas abierta. Los atacantes pueden utilizarlas para monitorizar tu tráfico web. Si, por ejemplo, haces una compra online usando una red intervenida puedes meter tus datos bancarios sin darte cuenta de que alguien los está viendo.

7. Crea contraseñas fuertes

Por norma, la gente no cambia sus contraseñas tanto como debería. No seas vago o vaga, genera nuevos passwords complejos cada cierto tiempo.

Usa un administrador de contraseñas para crear contraseñas que no se puedan rastrear, y se ocupe de ingresarlas por ti en los sitios de tu preferencia, así no tendrás que recordarlas. Sobre su extensión, procura que sean lo más largas y diversas posibles, en lugar de introducir un código fácilmente descubrible por cualquiera que tenga acceso a una porción de tus datos privados.

 

Conseguir el máximo nivel de protección de datos en compras por Internet supone aplicar el sentido común. Si una situación te parece peligrosa, no lo dudes y evita introducir tus datos sensibles. En todo caso, también puedes conseguir más información sobre los riesgos inherentes a comprar online para saber bien como protegerte.

imagen

Artículos relacionados

La LOPD en los sindicatos laborales Los trabajadores pueden ejercer su derecho de representación a través de los sindicatos laborales. Estas entidades les representarán y les garantizan una serie de derechos realmente beneficiosos en materia laboral. Igualmente, se les asegurarán funci...
¿Por qué las conversaciones telefónicas han de cumplir con la protección de dato... El número de transacciones económicas que se realizan por teléfono aumenta año tras año y los operadores de telemarketing tienen que realizar varias gestiones para garantizar un trabajo bien hecho. Ahora bien, para garantizar que estas se cumplen y q...
¿Qué tiene que contener el documento de seguridad de la LOPD? El documento de seguridad es un instrumento clave a la hora de garantizar la protección de datos personales a la que están obligadas todas las personas y organizaciones que realizan ficheros con información sobre particulares. A continuación, te ofre...
Adaptación a la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal)... La Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal 15/1999, de 13 de Diciembre, establece una serie de obligaciones para las empresas, los profesionales autónomos y las administraciones públicas que sean titulares de datos de carácter person...
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *