E-Privacy: todo lo que debes saber

El Reglamento E-Privacy es una de las novedades que verás, en materia de protección de datos, durante este año. No obstante, este es mucho menos conocido, ya que la opinión pública se ha centrado en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). A pesar de esto, es importante que conozcas de qué se trata; dado que puede afectar, directamente, a tu empresa.

¿Qué es el reglamento E-Privacy?

Este Reglamento tiene que sustituir a la norma que se creó en 2002 y regulaba las comunicaciones a través de la Red. Desde entonces, se han creado numerosas nuevas plataformas de comunicación; y la legislación, en este aspecto, debe reinventarse y adaptarse a los nuevos avances.

La aparición de WhatsApp, Telegram o Line ha hecho que la norma de 2002 esté totalmente desfasada. Son necesarios nuevos procedimientos y protocolos, que nos permitan proteger la privacidad de estos usuarios cuando utilicen este tipo de servicios de comunicación.

Así pues, debes tener claro que este Reglamento impulsa la protección en el ámbito de las comunicaciones electrónicas y la privacidad en Internet. Y esto afecta tanto a los usuarios particulares como a las empresas. 

Acciones que pretende regular este Reglamento

El nuevo Reglamento quiere proteger tanto al usuario particular como a las empresas. Pero sus funciones serán diferentes, dependiendo de a quién haya que proteger.

Usuarios particulares

No es ninguna sorpresa que, en las conversaciones a través de WhatsApp y otras vías de comunicación electrónica, se desvele información muy privada sobre nosotros mismos. Cuando hablas con un amigo o familiar, puedes tocar temas delicados que no querrías que se supiesen. Así pues, según esta nueva norma, quedarían protegidas las siguientes temáticas:

– Experiencias personales.

– Problemas de salud, ya que, como debes saber, estos datos son protegidos especialmente, debido a su importancia y al perjuicio sobre una persona que podrían causar su filtración y difusión.

– Preferencias sexuales dado el grado de intimidad que reflejan estas informaciones.

– Opiniones políticas, que también son consideradas datos de especial protección.

Empresas

En el caso de las empresas, la información filtrada puede tener repercusiones económicas muy importantes. Por ello, el contenido de los mensajes puede revelar datos acerca de empresas, secretos comerciales o documentos confidenciales. Todo ello queda protegido por la nueva Ley de Privacidad de las Comunicaciones Electrónicas.

Metadatos: la novedad de este Reglamento

Los metadatos, por si no lo sabes, son aquellos datos que describen otros datos. Esta información suele estar muy estructurada y describe las características de las informaciones a las que se refiere.

Por ejemplo, pueden arrojar información sobre el contenido, la calidad y muchas más circunstancias. Por tanto, a través de estos metadatos también se podría saber mucha información de los usuarios y sus comunicaciones por vías electrónicas.

En el caso de las aplicaciones de mensajería, los metadatos podrían revelar tus horas de conexión, tu localización… Por consiguiente, esta nueva norma incluye la regulación de estas informaciones, entre sus diferentes secciones.

Así pues, se consideran metadatos aquellos que permiten lo siguiente:

– Saber el origen o destino de quienes se están comunicando.

– Saber dónde está el dispositivo con el que se están comunicando los usuarios o empresas.

– Información sobre las fechas de las conversaciones, así como de su hora y duración.

– Cualquier indicio que permita reconocer el tipo de comunicación. 

Novedades que establece la nueva normativa

Al igual que el RGPD, esta nueva normativa trae consigo una serie de novedades que debes conocer para poder adaptar tus protocolos de comunicación electrónica. Además, siempre es de vital importancia que conozcas tus derechos, para poder defenderlos.

Mismo límite que el RGPD

​De la misma manera que el RGPD, el Reglamento sobre la Privacidad en las Comunicaciones Electrónicas también deberá aplicarse a partir del 25 de mayo de 2018.

Por tanto, si tienes una empresa, lo ideal es que comiences a adaptar tus comunicaciones, a nivel empresarial y personal. Para que te quede más clara la aplicación de esta normativa, vamos a ver, una a una, sus novedades. 

Extraterritorialidad de sus obligaciones

Al igual que ha ocurrido con la creación del RGPD, esta normativa también tiene una aplicación efectiva en todos los países miembros de la Unión Europea. E incluso fuera de ella, ya que su aplicación está ligada a los usuarios de la UE. 

Más servicios de aplicación

Hasta ahora solo se regulaban los emails, SMS y llamadas telefónicas. En esta nueva ley se incluyen las aplicaciones de mensajería, correo web, voz IP, tecnologías device fingerprinting, metadatos e interconexión digital.

Instalación de cookies

Otras de las novedades más relevantes son las que van a incorporarse en la instalación de las cookies y cualquier tecnología similar. El objetivo principal es reducir la saturación de las políticas de cookies de las páginas web.

El consentimiento

Sin lugar a dudas, esta es la novedad más importante de todo este Reglamento. A partir de ahora, existirá un consentimiento más estricto, para poder someter al usuario a la publicidad digital. Esto también es fruto de la interconexión con el Reglamento General de Protección de Datos. El consentimiento, además, deberá cumplir una serie de requisitos.

El primero de ellos es que debe ser un consentimiento libre, pero también específico, debidamente informado inequívoco. Así pues, el usuario deberá manifestar su voluntad mediante una acción afirmativa que no dé lugar a error. Y todos estos consentimientos deberán ser guardados por la empresa, por si le resulta necesario acreditarlos en algún momento.

Email marketing 

La necesidad de que haya un consentimiento explícito obliga a los ecommerces a establecer un nuevo sistema para la captación de clientes, a través de la suscripción y del envío de ofertas comerciales. Por ello, las técnicas opt-in se están aplicando cada vez más.

Esto consiste en que, una vez el usuario se suscribe a tu newsletter, este tenga que recibir un mensaje en el que se le vuelve a pedir la confirmación de la suscripción. De esta manera, te asegurarás de tener un consentimiento totalmente explícito.

La protección de datos se pone más seria

Conforme avanzan las nuevas tecnologías, la protección de datos se hace más estricta. Esto es necesario para salvaguardar la información de usuarios y empresas. Por ello, el reglamento E-Privacy resulta tan importante y necesario hoy en día.

 

Artículos relacionados

Datos de menores en el RGPD Los datos de menores conforman un material especialmente delicado y que, en cualquier organización, debes proteger con las necesarias medidas de seguridad. El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) regula su tratamiento, y aunque esto ya se...
¿Cómo eliminar nuestros datos de identidad online? En la actualidad, todas las personas que navegamos por Internet sabemos que 'desaparecer' puede llegar a ser muy complicado. Usamos a todas horas las redes sociales, diferentes plataformas, foros de opinión, correos electrónicos, servicios de mensaje...
Spam según la LSSI-CE El spam es un problema conocido por todas las personas que nos movemos en la cultura de Internet. De hecho, esta molesta práctica, cada vez es llevada a cabo por más y más empresas. Sin embargo, lo que pocas personas conocen es que esta práctica está...
Aprende a usar las cookies correctamente en tu tienda online Cuando pones en marcha un negocio por Internet tienes que tener en cuenta que hace falta cumplir una serie de requisitos legales, ya que se utiliza información confidencial sobre las personas. Por eso, en los últimos años se han endurecido las leyes ...
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *