¿En qué situaciones puedes grabar a la gente?

¿En qué situaciones puedes grabar a la gente?

Saber cuándo puedes grabar a la gente en lugares públicos no es algo fácil en muchas de las ocasiones. En estas grabaciones confluyen una serie de derechos que vienen regulados por distintas leyes. No se trata solo de seguir lo que pueda decir la LODP, Ley Orgánica de Protección de Datos, al respecto o las reglamentaciones accesorias a la misma.

En la mayoría de los casos habrás de considerar cuestiones como el objetivo de las imágenes, su intención o posibilidad de difusión e incluso las características de la gente que estás grabando. En algunas de estas situaciones la grabación de imágenes puede vulnerar derechos como el de la intimidad y en otros incluso este puede verse superado por otros derechos, como el derecho a la información, que habilitarían la obtención y uso de estas imágenes.

Si lo que quieres no es grabar a la gente con unos fines informativos y el objetivo de difundir esas imágenes, sino como mecanismo de seguridad, entonces tienes que estimar cómo afecta a la videovigilancia el RGPD, Reglamento de Protección de Datos, o si puedes grabar a los empleados.

Grabar imágenes con el objetivo de difundirlas

Esto, que es algo que generalmente ha estado reducido a los periodistas y profesionales de la información que normalmente se encuentran al día de lo que pueden hacer o no, en los últimos tiempos ha trascendido al público general.

La evolución de los smartphones ha puesto al alcance, incluso de los menores, la posibilidad de disponer en tu bolsillo, de una forma permanente, de una videocámara o cámara fotográfica que hubiese sido la envidia de cualquier reportero hace solo unos años.

Esto, unido al deseo de popularidad promovido por las redes sociales, hace que cada día te encuentres más gente grabando imágenes y vídeos de terceros que son expuestas sin ningún criterio en canales de difusión.

Estas acciones son absolutamente ilegítimas pues el derecho a la intimidad obliga a contar con el consentimiento explícito de las personas grabadas para su publicación o difusión o la utilización con fines publicitarios o comerciales. En las publicaciones que hace mucha gente en Youtube se supone un interés comercial implícito de promoción, independientemente de que exista o no un beneficio económico.

Podemos contar con dos excepciones a la regla general de proteger el derecho superior a la intimidad y que prevalezca el derecho a la información que se dan en los siguientes casos:

– Cuando la persona o personas grabadas son personajes públicos por su cargo o por su profesión y se encuentran en lugares abiertos y de tránsito público.

– Cuando la imagen es casual o accesoria y lo que es relevante es la información. En este caso no hay una intención de difundir la imagen de la persona ni se habla de la misma. Su aparición es meramente casual.

Las grabaciones de seguridad: regulación de la videovigilancia y RGPD

Es legítima la instalación de cámaras de seguridad con el fin de proteger bienes y con fines disuasorios que puedan evitar la comisión de delitos o ayudar, en su caso, a la identificación de los culpables.

En estos casos es inevitable que las cámaras graben a personas que pueden ser reconocibles y capturen otros datos identificativos como pueden ser las matrículas de coches o documentos de identificación personal. A menudo es incluso su objetivo principal.

Intentar resumir aquí las bases que rigen el tratamiento de imágenes de seguridad es imposible. Solo basta que veas toda la documentación que la propia AEPD tiene desarrollada al respecto con la finalidad de que se pueda realizar su aplicación conforme al RGPD en cada situación específica.

Sí podemos hablar de los principios generales que la rigen como son los de tener un interés legítimo para utilizar sistemas de captación de imágenes, limitar la finalidad de las mismas al uso legitimado y minimizar la captación de datos a los estrictamente necesarios.

En este sentido es evidente que una comunidad de propietarios tiene un interés legítimo en proteger la propiedad con cámaras que circunden el perímetro, pero, por ejemplo, tiene el deber de minimizar la captación de datos innecesarios como serían las imágenes del interior de viviendas o zonas privativas.

Del mismo modo, vemos como en la protección de establecimientos públicos las cámaras deben limitar su acción al interior del lugar y a una mínima franja de acceso desde el exterior, evitando en todo lo posible la captación de cualquier otra imagen de la vía pública.

En cualquiera de los casos es imprescindible que, con anterioridad a la puesta en marcha del sistema, se elabore internamente un protocolo de registro de actividades destinado a recoger todos los hitos correspondientes al tratamiento de estas imágenes.

Pero como te hemos venido explicando, estas normativas se establecen exclusivamente para lo que concierne al tratamiento de datos personales, pudiendo verse afectadas las situaciones por otro tipo de legislaciones.

Las grabaciones en el ámbito laboral

Precisamente, uno de los ámbitos en que confluyen más normativas es la especial situación que se establece en las relaciones laborales en las que, además de todas las normativas aplicables citadas, tanto la legislación laboral como la jurisprudencia establecen criterios adicionales que afectan al hecho de grabar a los empleados.

La legislación laboral, en el propio Estatuto de los trabajadores, establece la legitimación del empresario para establecer medidas de vigilancia y control que aseguren el cumplimiento de las obligaciones laborales. Así lo expresa en su artículo 20 y numerosas sentencias establecen la confirmación de esta legalidad al respecto.

Lógicamente estas grabaciones se han de limitar a determinados espacios y ser proporcionadas. Sin embargo, solo se establece por parte de la empresa la obligación de informar sobre estas grabaciones y sus espacios sin existir la necesidad de obtener un consentimiento expreso que se presume derivado de la relación.

Como puedes ver, determinar cuándo puedes grabar a la gente y el alcance y forma de proceder a las mismas es un tema delicado. Nuestra recomendación es que te asesores en cada caso y sigas las pautas que, en cuanto a protección de datos, establece la AEPD.

imagen

Artículos relacionados

RGPD: seguridad desde los inicios El Reglamento de Protección de Datos (RGPD) es la normativa que entró en vigor en 2016 y se va a aplicar a partir de hoy 25 de mayo de 2018 en todos los procesos tecnológicos que impliquen los datos personales y sensibles de cualquier miembro de una ...
Cómo actúa la LOPD en la recogida de datos personales El nuevo Reglamento General de Protección de Datos, que entra en vigor en España el próximo 25 de mayo, ha producido numerosas modificaciones en la LOPD.El caso concreto que te vamos a exponer ahora se refiere al ámbito de la recogida de datos pe...
¿Dónde hay más garantías de protección de datos: en Europa o Estados Unidos?... ¿Te has preguntado alguna vez dónde van tus datos cuando usas una red social u otro tipo de plataforma digital? Como ya han comentado varios medios, el Acta de Estados Unidos que permite el procesamiento legal de datos en el Extranjero (CLOUD Act) pu...
Cómo usar Mailchimp sin afectar la protección de datos Si eres una empresa y quieres realizar envíos masivos de correos electrónicos para publicitar tus productos o servicios, Mailchimp es una de las herramientas más efectivas. Con ella puedes llevar a cabo campañas de email marketing con las que impulsa...
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *