La Ley 34/2002, de 11 de julio (LSSI)

AVISO IMPORTANTE

Desde el pasado 25 de Mayo de 2018, entró en vigor la aplicación del nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) que modifica varios aspectos de la Ley de Protección de Datos del año 1995. Por lo tanto esta entrada podría estar desactualizada.

Ver las novedades del RGPD >>

Si tiene alguna duda o desea información personalizada, póngase en contacto con nosotros y estudiaremos su caso.

Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico

La Ley 34/2002, de 11 de julio de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSI), establece tanto a los prestadores de servicios de internet, como a las empresas que ofrecen sus productos y a los ciudadanos que posean una página web, las reglas necesarias para que el uso y disfrute de esta red, así como la posible actividad económica generada en torno a la compra y venta de todo tipo de productos y servicios, sea una experiencia positiva, segura y confiable.

Esta ley se aplica a toda actividad con trascendencia económica que se realice por medios electrónicos. La empresa está obligada a facilitar, a través de su página web, los datos de información general establecidos en el artículo 10. Además, si en la página web hubiera algún formulario de contacto también tendría que cumplir con los extremos del art. 5 de la LOPD sobre información previa a la recogida de datos. Por último, si la web utiliza cookies, tendrá que adecuar su uso a la legislación vigente, según lo regulado en el art. 22 de la LSSI.

En cualquier caso la LSSI no es la única norma que regula las actividades comerciales en Internet y dependiendo del carácter específico de algunas de ellas, se debe tener en cuenta lo dispuesto en las siguiente normativas:

  1. Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal.
  2. Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias.
  3. Ley 29/2006, de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios.
  4. Ley 42/2010, de 30 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco.
  5. Ley 13/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego.

Los prestadores de servicios relacionados con internet deben indicar en su página web de forma permanente, fácil, directa y gratuita:

  • Su nombre o denominación social y datos de contacto: domicilio, dirección de correo electrónico y cualquier otro dato que permita una comunicación directa y efectiva, como por ejemplo un teléfono o un número de fax.
  • Si la empresa está registrada en el Registro Mercantil o cualquier otro registro público, deberá señalar también el número de inscripción que le corresponda.
  • En el caso en que la actividad que se ejerza precise de una autorización administrativa previa, los datos relativos a la misma y los identificativos del órgano encargado de su supervisión.
  • Si se ejerce una profesión regulada, los datos del colegio profesional y el número de colegiado; el título académico y el Estado de la Unión Europea en que se expidió; la correspondiente homologación (en su caso); y los códigos deontológicos aplicables al ejercicio de su profesión.
  • Su Número de Identificación Fiscal (NIF).
  • Información sobre el precio de los productos, indicando si incluye o no los impuestos aplicables y los gastos de envío.
  • Los códigos de conducta a los que esté adherido, en su caso, y la forma de consultarlos electrónicamente.

Por otro lado, los proveedores de acceso a Internet están obligados a informar a sus usuarios sobre los medios técnicos que permitan la protección frente a las amenazas de seguridad en Internet (virus informáticos, programas espías, spam) y sobre las herramientas para el filtrado de contenidos no deseados.

Asimismo, se obliga a dichos proveedores y a los prestadores de servicios de correo electrónico a informar a sus clientes sobre las medidas de seguridad que ellos mismos aplican en la provisión de sus servicios.

Los proveedores de acceso a Internet deberán también informar a sus clientes sobre las posibles responsabilidades en que puedan incurrir por el uso de Internet con fines ilícitos.

Las anteriores obligaciones de información se darán por cumplidas si el prestador de servicios en cuestión incluye dicha información en su página web.

Pueden obtener más información en www.lssi.es

Artículos relacionados

¿Cómo hay que proceder con los datos especialmente protegidos? En este texto nos vamos a ocupar de explicarte todas las características de los datos especialmente protegidos, que, como su propio nombre indica, requieren una especial atención por parte de las personas y organizaciones que manejen ficheros de dato...
¿Cómo protege los datos la Lista Robinson? La Lista Robinson es un servicio que sirve para que podamos excluir la publicidad que no deseamos. Para su adaptación al nuevo Reglamento General de Protección de Datos, han colaborado tanto la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) como la A...
Cómo afecta el RGPD a las transferencias internacionales de datos Las transferencias internacionales de datos son los tratamientos que hacemos de los mismos de cara a un país que se encuentre fuera del territorio del Espacio Económico Europeo. Esto puede constituir la realización de un tratamiento a través del resp...
¿Pueden reclamar el derecho a la intimidad los ladrones? El derecho a la intimidad, en nuestros días, es uno de los más quebrantados. Desde los los paparazzis hasta cualquiera de las polémicas de las fotos indebidas de cualquier persona que circulan por la Red. Todos estos son casos en los que se quebranta...