¿Qué has de hacer cuando recibes emails de actualizaciones de privacidad?

¿Qué has de hacer cuando recibes emails de actualizaciones de privacidad?

Con la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos, seguro que has recibido varios emails de actualizaciones de condiciones. Ciertamente, todas las empresas te habrán enviado este correo electrónico ya que esta es una de las exigencias de la nueva normativa de protección de datos.

Por este motivo, en este artículo vamos a explicarte qué debes hacer cuando recibes emails con políticas de privacidad. 

¿Por qué me llegan emails de actualizaciones de condiciones?

Lo primero que debes tener claro es que la aplicación del nuevo reglamento hará que tengas más derechos sobre aquellos datos personales que las empresas tienen de ti. Pues bien, los protocolos de recogida y tratamiento que llevaban a cabo la mayoría de empresas, no se adaptaba a las necesidades que establece la nueva ley. Bueno, y aquellos que sí se adaptaban los han enviado, seguramente por no contar con un buen asesoramiento.

Por ello, con la entrada en vigor de esta normativa, han tenido que modificar sus protocolos y actuaciones. Además, hay información acerca de tus derechos y sobre cómo ejercerlos que las empresas han de facilitarte. En ocasiones, han sido utilizados estos emails sobre RGPD para hacerlo.

Resulta incluso gracioso la mentalidad de las empresas. Se anunció la entrada en vigor de esta nueva ley hace dos años y hasta ahora no se han puesto a adaptarse y a informarte sobre su adaptación. De ahí que hayas recibido un aluvión de correos electrónicos que te han podido dejar descolocado.

Por norma general, el contenido de estos emails se compone por lo siguiente:

– Información sobre de dónde han obtenido tus datos.

– Finalidad de su recogida y uso de los mismos.

– Periodo durante el cual guardarán tu información.

– A quién se los van a ceder y en qué base jurídica se apoya esta legitimidad para cederlos.

Es importante que sepas todo esto porque, a fin de cuentas, toda esta información sobre ti está en diferentes empresas y tienes que responsabilizarte de saber qué van a hacer con ella.

¿Qué pasa si no contesto a los emails de políticas de privacidad?

Una vez que recibiste el tsunami de correos en tu bandeja de entrada y que te informaste para saber por qué te los estaban enviando, descubrirías que todos y cada uno de ellos te piden que cliquees en un link y aceptes los nuevos términos de las políticas de privacidad que sí se corresponden con la normativa europea.

Pues bien, seguro que no eras consciente de cuántas empresas tenían tus datos personales ¿verdad? De hecho, es muy probable que ni siquiera estés de acuerdo con que algunas de ellas los tengan. Pues bien, todos estos emails son la piedra angular de tu “liberación”.

Así pues, el Reglamento General de Protección de Datos establece que para poder recopilar, almacenar y tratar los datos de los usuarios es necesario contar con su consentimiento explícito e inequívoco. Por ello todas las empresas te piden que accedas a un enlace y después “pulses” un botón para aceptar los nuevos términos y poder seguir teniendo tus datos personales.

Otra de las posibilidades es que te requieran que contestes al correo electrónico indicando una respuesta positiva o negativa ante la tenencia de tus datos. En resumidas cuentas, que todos quieren que les vuelvas a dar permiso para poder tener tu información de forma legal.

Pero claro, tú que ya estás bastante cansado de estos correitos y que, además, no eras consciente de la cantidad de empresas que tenían tus datos ¿qué puedes hacer? Muy sencillo. Solo tienes que no responder a estos correos y tendrán que eliminar tus datos. 

De hecho, gracias a esta normativa habrás descubierto que aquella tienda en la que una vez compraste unas gafas de sol y en la que no volviste a comprar nunca más sabe hasta dónde vives. Sin lugar a dudas, esto es un despropósito.

De esta manera, si quieres liberarte de esta tenencia de tus datos solo tienes que no responder. Así no mostrarás tu consentimiento explícito e inequívoco y no podrán almacenar tus datos. 

Cómo actuar ante los emails de RGPD paso a paso

Como hemos mencionado anteriormente, todas las empresas han procedido a enviar los emails al mismo tiempo. Por esta razón, no es de extrañar que te sientas un poco agobiado al ver tanto correo de pronto. Sin embargo, es importante que actúes debidamente para aprovechar este cambio de ley lo mejor posible. 

A fin de cuentas, este nuevo reglamento trata de otorgar más derechos a los usuarios de Internet lo que implica la necesidad de utilizar estas oportunidades adecuadamente. 

1. Lee el correo

Sí, sí, debes leerlo detenidamente. A ver, tenemos que ser claros. Ya sabemos que no vas a leer todos los correos porque te habrán llegado bastantes y no vas a estar ahí echando todo el día para leerlos.

Lo mejor es que clasifiques aquellos que provengan de las empresas que te interesen. De los que pertenezcan a lugares que ni siquiera te suenen descártalos y no respondas porque así se verán obligados a borrar tu información.

Pero los de las tiendas y empresas donde suelas consumir léetelos bien y entiende las condiciones. 

2. Acepta…o no

Algo importante que debes tener en cuenta es que si no te parece bien el uso que hacen de tus datos, no aceptes sus políticas. Si eres un comprador habitual de una tienda que no tiene, a tu parecer, un uso responsable de tus datos, no aceptes su política.

Busca otra empresa que comercialice lo mismo y te ofrezca un tratamiento mejor. Aunque esto pueda parecer extremista, es la única forma de que las compañías comiencen a respetar los datos de sus clientes.

3. Cerciórate de que cumplen lo que has aceptado

Tras quedarte con aquellas entidades que has elegido, asegúrate de que el tratamiento de datos que hacen es el que te han comunicado. Si por ejemplo has aceptado una política de privacidad porque no te iban a mandar comunicaciones comerciales y comienzan a hacerlo. No tengas ningún reparo y denúncialo. 

Las sanciones relacionadas con el incumplimiento de la protección de datos han aumentado notablemente. De hecho, estas pueden alcanzar los 20 millones de euros.

Con toda esta información, seguro que afrontar la recepción de emails de actualizaciones de condiciones de las empresas no te presentará ninguna dificultad.

imagen

Artículos relacionados

El encargado del tratamiento en el Reglamento General de Protección de Datos (R... ¿Puede el responsable del tratamiento elegir cualquier encargado del tratamiento? El nuevo Reglamento General de Protección de Datos Personales Fue aprobado el 25 de mayo de 2016 a nivel europeo (Reglamento UE 016/679), con importantes cambios par...
Consejos para cumplir la LOPD en un blog Cumplir con la Ley de Protección de Datos (LOPD) es una obligación que cada vez está más vigilada. Aunque en un principio puedas creer que un “blog pequeño” sin “relevancia” no está obligado a cumplir la ley, te equivocas. Te explicamos por qué.C...
Adaptación a la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal)... La Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal 15/1999, de 13 de Diciembre, establece una serie de obligaciones para las empresas, los profesionales autónomos y las administraciones públicas que sean titulares de datos de carácter person...
Drones y protección de datos: una relación polémica  La generalización en el uso de drones aéreos con diversos fines supone un nuevo desafío para los profesionales en la gestión de datos de carácter personal. Estos artilugios aéreos no tripulados van camino de invadir por completo el espacio ...
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *