Aprende a usar las cookies correctamente en tu tienda online

AVISO IMPORTANTE

Desde el pasado 25 de Mayo de 2018, entró en vigor la aplicación del nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) que modifica varios aspectos de la Ley de Protección de Datos del año 1995. Por lo tanto esta entrada podría estar desactualizada.

Ver las novedades del RGPD >>

Si tiene alguna duda o desea información personalizada, póngase en contacto con nosotros y estudiaremos su caso.

Cuando pones en marcha un negocio por Internet tienes que tener en cuenta que hace falta cumplir una serie de requisitos legales, ya que se utiliza información confidencial sobre las personas. Por eso, en los últimos años se han endurecido las leyes con el fin de proteger de manera efectiva a los usuarios. Una de las consecuencias de esta nueva regulación atañe al cumplimiento estricto del uso de cookies. ¿Quieres saber en qué se traduce?

Si posees un comercio electrónico estás obligado al estricto cumplimiento de todas las regulaciones que establece la LSSI o Ley de Servicios de la Sociedad de la Información. Para facilitarte la tarea, te damos una serie de consejos que estamos seguros te resultarán de gran ayuda.

Concepto y definición

Cuando escuchamos la palabra cookies no podemos evitar pensar en su traducción en español que sería “galletas” y verdaderamente esta herramienta tiene un nombre muy particular que incluso puede resultar divertido para algunas personas, ya que parece raro su nomenclatura. Y la razón verdadera es que se trata de una sencilla analogía.

Su nombre proviene de una analogía inspirada en el cuento de Hansel y Gretel, en el que iban dejando su rastro por medio de dulces. Así funcionan estas curiosas galletas, ya que son el rastro que dejamos en nuestro ordenador cada vez que realizamos visitas que a distintas páginas web. Sin embargo, así como existen diferentes sabores de galletas, en Internet también tenemos distintos tipos de cookies:

Session: son las típicas galletas que se generan cuando iniciamos sección en un foro. Estas almacenan las opciones de configuración que ponemos al ingresar en los foros o en algún comercio electrónico. Sin embargo, se borran en cuanto salimos de la página.

Persistent: estas galletas son utilizadas, sobre todo, para observar el comportamiento del usuario y en función de ello poder mostrarle el contenido que sea de su interés. ¿No te ha pasado que si acabas de entrar en una web de viajes y luego buscas otra cosa diferente, de repente, te salta un anuncio de viajes? Esto es consecuencia, precisamente, de este tipo de galletas. Sin embargo, tienen fecha de caducidad determinada.

Secure: estas cookies almacenan tu información cifrada. De esta forma, colaboran con la protección de los datos del usuario y evitan que otros archivos maliciosos roben la información. Normalmente son creadas por alguna consultoría de protección de datos en una conexión HTTPS.

Zombie: tenemos que tener cuidado con este tipo de galletas, ya que normalmente suelen tener un periodo de vida indefinido. Se van recreando constantemente. Esto puede hacer que se vuelvan una amenaza para la protección de datos del usuario al perseguir objetivos maliciosos. La LSSI se creó con el fin de regular este tipo de cookies.

Regulaciones impuestas por la LSSI

Como ya sabes, las galletas tienen una gran facilidad para ingresar en los servidores de los usuarios. Esto es debido a que sirven para extraer información que, después, se utilizará para realizar las estadísticas de cada comercio electrónico o para plasmar publicidad en función de los intereses del usuario. Se encuentran estrictamente reguladas por mecanismos como la LSSI y la LOPD.

Por eso, te recomendamos que antes de poner en marcha tu sitio web, te asesores mejor sobre estos temas legales a través de una consultoría de protección de datos. A continuación, desarrollamos algunas de las regulaciones impuestas para las páginas web a favor de la protección de los datos de sus usuarios:

Para empezar, toda web o comercio electrónico debe realizar un detenido análisis de las galletas que está utilizando y debe mencionarlas en sus políticas y condiciones. En el caso de que sean contratadas por un proveedor externo, estas deben ser claramente especificadas y mencionadas en las políticas, ya que comprometen la protección de los datos de los usuarios.

En el momento en que un usuario ingresa en una página web, ya sea en calidad de visitante o como usuario, se debe especificar detenidamente el uso de las galletas y proceder a su aceptación explícita.

Además, las galletas solo pueden ser activadas una vez que el usuario se encuentre de acuerdo. Este acuerdo consentido implica la incorporación en la web de un enlace hacia nuestras políticas donde especifiquemos claramente el tipo de galletas que usamos de acuerdo con la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información.

¿Qué pasa si no cumplimos con la ley de protección de datos?

Si llegas a incumplir alguna de las regulaciones impuestas, ya sea por desconocimiento o por no haberte asesorado a través de una consultoría de protección de datos, puedes incurrir en alguna de estas infracciones:

– Infracciones leves: incumplimiento de la debida información suministrada hacia los usuarios respecto a nuestras políticas. Nos sancionarán con una multa de hasta 30.000 euros.

– Infracciones graves: es el incumplimiento significativo y latente de la debida información suministrada hacia los usuarios respecto al uso de las galletas. Nos sancionarán con una multa de hasta 150.000 euros.

– Infracciones muy graves: el incumplimiento del pago de las multas impuestas y la falta de corrección de las acciones que llevaron a la sanción. Nos sancionarán con una multa de hasta 600.000 euros.

¿Qué opciones tienes para cumplir con las regulaciones?

Sabemos que cumplir con todas las regulaciones que nos establece la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información no es sencillo, ya que son tantas normativas que es fácil que al leerlas se te pase alguna. Por eso, existen diversas alternativas para que puedas cumplir con ellas, como son:

Descárgate una aplicación que se encargue de verificar si tu página web cumple con las regulaciones establecidas. No sólo respecto a las políticas, sino también respecto a otras regulaciones igualmente importantes que te ayudarán a evitar multas.

– Asesórate a través de una consultoría de protección de datos. Esto será incluso mucho más efectivo que una aplicación que verifique tu web, ya que una consultoría está constituida por diversos profesionales de la información, así como por profesionales legales dispuestos a atender todas tus dudas.

Como ves, hay que tener en cuenta distintos factores para cumplir con la normativa sobre cookies. Por eso, asesorarte a través de un profesional experto te evitará muchos posibles disgustos.

Artículos relacionados

Cumplir con el RGPD en el email marketing El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) entrará en vigor el próximo 25 de mayo y, si tienes una empresa, ya deberías haberte adaptado para cumplir con sus exigencias. Así pues, si usas el email marketing en tus estrategias tendrás que hac...
Cómo afecta el RGPD a las transferencias internacionales de datos Las transferencias internacionales de datos son los tratamientos que hacemos de los mismos de cara a un país que se encuentre fuera del territorio del Espacio Económico Europeo. Esto puede constituir la realización de un tratamiento a través del resp...
¿Cómo debe ser un contrato LOPD? Un contrato LOPD debe excluir la probabilidad de que los datos puedan ser transmitidos por el receptor a entidades no relacionadas por el contrato, a no ser que por imposición del contrato se obligue a esos terceros a respetar todos los fundamentos d...
Cifrado de datos personales: la nueva obligación del RGPD El cifrado de datos personales es una de las nuevas obligaciones que entrará en vigor junto con el Reglamento General de Protección de Datos. Este proceso consiste en la conversión de los datos personales legibles en ilegibles. De esta manera, en cas...
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *