Seguridad e-commerce

Cómo evaluar la seguridad de la tienda online para evitar engaños

La seguridad de una tienda online es uno de los primeros requisitos que debes considerar para hacer tus compras en ese lugar. El comercio electrónico gana seguidores por las ventajas que ofrece. Sin embargo, conviene ser prudente para no caer en la trampa de posibles fraudes. No se trata de caer en el alarmismo sino de entender que las tiendas online deben cumplir unos requisitos legales que son tan importantes como las condiciones de las tiendas físicas.

Cómo evaluar la seguridad del ecommerce

1. Presentación de la empresa. Por medio del apartado “Quiénes somos” debes poder conocer los detalles de la historia de ese proyecto y quién es el emprendedor o la marca registrada que está detrás. En definitiva, una tienda online es transparente en la información, por ello, ante la imposibilidad de consultar estos datos, desconfía.

2. Tratamiento de los datos personales. Cuando haces tus compras en una tienda online estás facilitando información sobre ti. Por esta razón, un comercio legal es aquel que ofrece una información clara sobre su política de protección de datos por medio de la LSSI (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información)Así como tú debes dar tu autorización para dicho tratamiento.

3. Observa la dirección de la página y comprueba que está acompañada por el símbolo del candado en color verde y por las letras “https”. Cuando haces clic con el ratón sobre dicho candado puedes leer el mensaje “la conexión es segura”. Haz esta comprobación antes de comprar.

4. Estética de la página web. Este no es el elemento determinante al analizar si te encuentras ante una página fraudulenta. Sin embargo, es un aspecto que sumado a los otros detalles suele resultar significativo. Las imágenes de una tienda fraudulenta suelen tener una menor calidad y puede que las hayas visto anteriormente en otros muchos lugares.

5. Información de contacto. Una tienda seria tiene una vocación de atención al cliente. Por esta razón, publica de forma visible los datos de contacto de la empresa (teléfono y dirección de correo electrónico). Esto te ofrece la oportunidad de poder contactar por el medio que tú desees y recibir una respuesta rápida. Si la tienda online carece de este apartado, o la dirección de correo facilitada tiene un nombre muy extraño, desconfía.

6. Publicación de un sello de confianza. No todos los comercios aportan este certificado que acredita la excelencia de la tienda online al haber superado los requisitos legales para recibir tal reconocimiento.

7. Consulta otras opiniones. Si es la primera vez que vas a hacer tu pedido en una tienda online es recomendable que busques información previamente sobre esa marca a partir de los comentarios publicados por otras personas en Internet. La opinión de otras personas es muy importante, especialmente cuando varios comentarios apuntan en la misma dirección, ya sea en términos positivos o negativos. Si has encontrado muchas opiniones negativas sobre una tienda onlineen foros o portales de Internet, no dudes de la objetividad de esas opiniones, especialmente, si los testimonios están respaldados por datos argumentados. Busca en Google el mensaje “opiniones” acompañado del nombre de la tienda online. De este modo, llegarás a información de referencia sobre el tema.

8. Claridad de la información. Si una tienda online no ofrece información clara sobre el plazo de tiempo aproximado de un envío, la política de devoluciones de la tienda o las tarifas de los gastos de envío, estos detalles deben hacerte desconfiar. Estas cuestiones generan un interés universal en cualquier posible comprador, por esta razón, las tiendas serias facilitan estos datos de forma visible en la web a través de un apartado de “preguntas frecuentes”.

9. Dirección física. Una tienda online no queda únicamente en el espacio infinito de Internet, sino que tiene una ubicación física fácilmente localizable. Una dirección de la que una tienda fraudulenta carece. Y para salir definitivamente de dudas también puedes comprobar si los datos de la dirección física están claramente localizados en Google Maps. Por medio de este mapa online puedes posicionarte en el lugar como si realmente estuvieses allí mismo de forma presencial.

10. Haz uso de tu sentido común y de tu intuición. Incluso aunque no tengas experiencia en realizar compras online, sí tienes experiencia en la lectura de revistas, blogs y medios digitales de calidad. Una tienda online fraudulenta no presta tanta atención al detalle. Por ejemplo, puedes leer faltas de ortografía en el catálogo o encuentras muchos problemas de navegación en los distintos apartados de la página.

11. Formas de pago. Cuantas más formas de pago ofrece una tienda online, mayor credibilidad despierta ante los potenciales clientes. Actualmente, muchas tiendas incluyen también el pago a través de PayPal.

La transparencia del comercio electrónico

Por tanto, para analizar si una tienda online es segura conviene observar varios de estos puntos que son los que te llevan a la conclusión de saber que esa página es un fraude. Desde esta perspectiva, como consumidor, debes adoptar una actitud activa para comprobar que una tienda online es merecedora de tu confianza. No te posiciones en un rol pasivo, ya que ante el auge del comercio online también aumentan los casos de estafas.

Desde el punto de vista del precio, conviene desconfiar de aquellos negocios que ofrecen los mismos productos que otras tiendas de Internet pero por un coste infinitamente más barato. Un producto tiene un valor objetivo y una tienda seria, como negocio responsable, necesita respetar su política de precios para que el proyecto sea rentable a largo plazo.

Por medio de estos datos puedes garantizar la seguridad de la tienda online en la que has visto un producto o un servicio que te apetece comprar. Utiliza tu propia experiencia como cliente de tiendas tradicionales para llevar esta experiencia al plano de Internet. La vivencia de comprar es la misma, solo cambia el contexto. Pide consejo a tus amigos para estar seguro de que un proyecto es serio y responsable en su método de trabajo habitual y en su atención al cliente. Toda precaución es poca para conseguir que tu compra sea un éxito.

Artículos relacionados

Delegado de Protección de Datos en las Administraciones Públicas EL DELEGADO DE PROTECCIÓN DE DATOS EN LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS (AAPP) El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) dispone que los responsables y encargados de tratamiento deberán designar un Delegado de Protección de Datos (DPD) en los ...
Adaptación a la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal)... La Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal 15/1999, de 13 de Diciembre, establece una serie de obligaciones para las empresas, los profesionales autónomos y las administraciones públicas que sean titulares de datos de carácter person...
Multa de 40.000€ por felicitar el cumpleaños a un empleado Puede parecer una broma, ¿verdad? Pues no lo es. Muchas empresas, de forma espontánea o incluso dentro de su política de recursos humanos, felicitan a sus trabajadores el día de su cumpleaños. Una felicitación de palabra, un e-mail, una nota, un pe...
RGPD: cómo deben cumplirlo quienes trabajan en recursos humanos El Reglamento General de Protección de Datos impone una serie de requerimientos a todas las organizaciones de la Unión Europea que manejan datos personales. Dentro de ellas, los departamentos de Recursos Humanos se encuentran especialmente afectados....