derechos arco contra recepción de publicidad

Los derechos ARCO contra la recepción de publicidad

AVISO IMPORTANTE

Desde el pasado 25 de Mayo de 2018, entró en vigor la aplicación del nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) que modifica varios aspectos de la Ley de Protección de Datos del año 1995. Por lo tanto esta entrada podría estar desactualizada.

Ver las novedades del RGPD >>

Si tiene alguna duda o desea información personalizada, póngase en contacto con nosotros y estudiaremos su caso.

Los derechos ARCO son unos auténticos desconocidos entre la mayoría de españoles. Esto se debe a que pocas veces se habla de ellos de una forma abierta y clara. La palabra ARCO hace referencia a las siglas de los cuatro derechos a los que representa. Los derechos de Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición. Todos ellos están regulados por la Ley Orgánica de Protección de Datos, dentro del Título III; y por su Reglamente de Desarrollo, también dentro del Título III.

Se trata de un conjunto de acciones por las que una persona física puede tomar el control de sus datos personales. Un ejemplo de la aplicación de estas acciones suele darse en los casos en los que se quiere dejar de recibir mensajes publicitarios.

Pero ¿qué son, exactamente, los derechos ARCO?

Son unos derechos que únicamente pueden ser ejercidos por el propio titular de los datos, un representante acreditado o un representante legal. Si la solicitud es realizada por una persona que no es la titular ni actúa en su representación, la parte responsable del fichero puede llegar a denegar el ejercicio de tales derechos.

¿Cómo puedes solicitar la protección de datos personales recogida en la LOPD?

Estos derechos deben poder llevarse a cabo a través de medios completamente gratuitos y sencillos de usar. Dichos medios tienen que ser puestos por la parte responsable del fichero. Además, tienen que estar sujetos a plazo. De esta forma, si, al ejercer tus derechos, crees que no se han atendido en plazo y forma, podrás acudir ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

Explicación de cada uno de ellos

Derecho de Acceso

Este derecho sirve para que puedas saber si tus datos personales están siendo objeto de algún tipo de tratamiento, el objetivo de dicho tratamiento (si, verdaderamente, se está llevando a cabo uno), la información sobre su origen y las comunicaciones que se han realizado o se van a realizar.

Para ejercer este derecho, no necesitas ninguna justificación. Solamente será necesaria en el caso de que hayas ejercitado este derecho en el último año. Desde que el responsable del fichero reciba tu solicitud, tiene un mes para poder resolver el asunto. Después de emitir una resolución, podrás acceder a la información a lo largo de los siguientes 10 días hábiles.

Si, por el contrario, se te ha denegado el acceso, el responsable debe especificar las razones que han motivado la negación. Además, debe indicarte que tienes la opción de recurrir a la tutela de la AEPD.

Derecho de Rectificación

Si crees que tus datos personales están incompletos o son inexactos, puedes ejercer tu derecho a que estos sean modificados. Para ello, tienes que indicar, exactamente, qué datos son y qué corrección debe realizarse. Con el fin de justificar dicha corrección, deberás aportar la documentación que pruebe el error. La parte responsable tiene un plazo de 10 días hábiles para realizarla. En el caso de que decida no hacerlo, igual que en el derecho anterior, debe explicarte los motivos e indicarte la opción de tutela.

Derecho de Cancelación

Este derecho te permite conseguir que tus datos personales sean suprimidoscuando estos sean excesivos o inadecuados. Cuando ejerces este derecho, tienes que indicar cuál es el dato que deseas que sea cancelado y el motivo por lo que deseas que así sea. Para ello, tienes que aportar la documentación que sustente tu demanda. En este caso, también obtendrás una respuesta durante los 10 días hábiles, desde la recepción. También puede producirse una negación, que deberá justificarse.

Derecho de Oposición (los mensajes publicitarios)

Con este derecho podrás exigir que no se realice un tratamiento de tus datos personales o se deje de hacer. Esto es posible en el caso de que dichos datos estén en ficheros de prospección comercial, cuando no requieran consentimiento para el tratamiento o cuya finalidad sea tomar decisiones en relación con el interesado basadas en un tratamiento automatizado de los datos. Al igual que con los otros derechos, debes justificar los motivos, esperar los 10 días hábiles y recibir los motivos que han supuesto su denegación (si, realmente, se deniega). Este es el derecho que se aplica en el caso de los mensajes publicitarios.

Tutela de la Agencia Española de Protección de Datos

En el caso de que tus derechos sean denegados o el responsable no cumpla con el plazo establecido en la LOPD, siempre puedes optar por la tutela de la AEPD. La AEPD estudiará los hechos detalladamente para poder determinar si la reclamación es válida. Si considera que se debe llevar a cabo, será la encargada de exigir al responsable del derecho su cumplimiento.

Cómo se ejercitan estos derechos

Para ello, tienes que realizar una solicitud dirigida al responsable del fichero. En esta solicitud debes recoger la siguiente información:

– Tu nombre y apellidos. Para ello, debes incluir una fotocopia de tu DNI, pasaporte u otro documento identificativo válido. También puedes optar por los instrumentos electrónicos equivalentes. En el caso de que cuentes con la ayuda de un representante, debes incluir sus datos.

– Los motivos de la solicitud de tal derecho, así como los documentos que la acrediten (si son necesarios para poder justificarlo).

– La dirección a la que deseas que te lleguen las comunicaciones.

– La fecha y tu firma.

Una vez recibida tu solicitud, el responsable tiene que comprobar que, verdaderamente, eres quien dices ser y has cumplido con los requisitos. Tanto si tiene como si no tiene datos personales tuyos, debe contestarte en el plazo establecido.

Algunas excepciones que confirman la regla

Existen razones de seguridad pública que pueden llevar a algunas excepciones en la aplicación de estos derechos. Esta limitación se llevará a cabo cuando se trate de salvaguardar la seguridad del Estado, esté en relación con infracciones penales y para la defensa de la seguridad pública.

No dudes en ejercer los derechos ARCO siempre que creas que se están incumpliendo los requisitos de uso de tus datos personales. Como puedes ver, es realmente sencillo poder ejercerlos; y, gracias a los plazos establecidos, tendrás una respuesta en un corto periodo de tiempo.

Artículos relacionados

Tratamiento datos AMPA Una Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) es la representación de los progenitores en los centros escolares y, en determinados casos, parte fundamental en la gestión de los mismos. Como toda asociación, tiene que llevar una política de dato...
EL REGLAMENTO GENERAL DE PROTECCIÓN DE DATOS (RGPD) EN LAS ADMINISTRACIONES PUBL... Aplicación del Nuevo Reglamento de Protección de Datos (RGPD) en la Administración Pública. El nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) afecta a las Administraciones Públicas (AAPP) que actúan como responsables y encargados de tratamie...
Las principales infracciones del RGPD Establecer un correcto protocolo de protección de datos en una empresa u organización es un reto todavía mayor después de las infracciones del RGPD que establece este nuevo reglamento europeo. Si tienes preguntas sobre la importancia de aplicarlo, no...
Derecho a la portabilidad: todo lo que necesitas saber. El derecho a la portabilidad es uno de los nuevos derechos que se incluyen en el nuevo Reglamento General de Protección de Datos. Como sabrás, hasta ahora, la LOPD obligaba a respetar los derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición)...
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *