La minimización de datos en el RGPD

Como ya sabrás, el próximo 25 de mayo entra en vigor el Reglamento General de Protección de Datos. Esto supone una serie de cambios muy importantes para empresas como la tuya. Por ello, en esta ocasión, queremos arrojar algo de luz acerca del principio de minimización de datos.

¿Qué es el principio de minimización de datos del RGPD?

Entre las novedades que instaurará próximamente la nueva normativa se encuentra la obligación de minimizar los datos captados. Es decir, que el responsable del tratamiento de estos datos tendrá que almacenar los mínimos datos posibles de sus clientes, usuarios…

Así pues, según lo estipulado en este principio, solo podrás recoger los datos personales que vayas a tratar; ni más ni menos, solo los que sean estrictamente necesarios.

Además, solo podrás recogerlos cuando vayan a ser tratados. Es decir, no podrás hacerte con los datos de los usuarios o consumidores para utilizarlos meses después.

Y, por último, únicamente podrás tratarlos para la finalidad que hayas declarado en los términos y condiciones. Es decir, que si los usas para cualquier otro fin, esto puede ser denunciado y duramente penalizado.

Rumbo contrario al resto del mundo

Este principio ha sido una de las secciones del reglamento más criticadas por los actores internacionales y las compañías. Actualmente nos encontramos en pleno auge del Big Data, que permite a cualquiera utilizar la tecnología para averiguar cualquier cosa de los datos que recoge mediante su actividad.

Por tanto, la tendencia internacional apunta hacia la máxima captación de datos posible para obtener la mayor cantidad de información y conseguir el mayor beneficio posible. Sin embargo con la entrada en vigor del RGPD esto se va a acabar.

¿Qué supone esto para las empresas?

Como ya estarás deduciendo, este principio hará que tengas que replantearte todos los procedimientos de recogida y tratamiento de datos que tienes hasta ahora, además de, claro está, modificar todas tus “políticas de tratamiento de datos”. 

En líneas generales el principio de minimización de datos hace referencia a:

– La cantidad de datos que recojas en tu empresa.

– La libertad para su tratamiento, que ahora estará mucho más limitada.

– El tiempo que podrás tener en tu poder dichos datos.

– El número de personas que podrán acceder y tratar estas informaciones.

Ahora te verás en la obligación de llevar un control mucho más exhaustivo y de medir mucho más la recogida y uso de la información personal de los usuarios.

Aunque ahora mismo puedas pensar que este principio te perjudicará, nosotros vamos a explicarte por qué no es así y por qué estas medidas pueden beneficiar muchísimo a tu empresa.

¿En qué puede beneficiarte esta protección de datos?

Lo primero que debes tener en cuenta es que los usuarios están cada vez más preocupados por los abusos que se llevan a cabo con sus datos personales. Hay multitud de casos en los que las empresas han llevado mala praxis en el tratamiento y almacenamiento de estas informaciones. Algunos ejemplos pueden ser la NSA, Yahoo, Linkedin o ashleymadison.com, entre muchos otros.

Todo ello ha provocado una creciente corriente de reticencia entre los usuarios a dar sus datos y autorizar a las empresas a que los traten. Y esta corriente de desconfianza perjudica a todos los estamentos de la sociedad.

Por otra parte, las empresas y el Estado obtienen muchísimos beneficios de la recogida de datos. Así pues, si la cesión deja de hacerse, ellos serán los primeros perjudicados.

Para la sociedad en general también sería un paso atrás, ya que las empresas dejarían de contar con la información necesaria para satisfacer sus necesidades. Y, por último, el usuario en particular dejaría de disfrutar de los beneficios derivados de la cesión de datos.

Así pues, la nueva regulación de la recogida de datos ayudará a que los consumidores se encuentren más confiados en un entorno de mayor control.

El miedo de las empresas

En muchos casos, empresas y organizaciones se sienten amedrentadas debido a las durísimas sanciones que ha previsto la Unión Europea en el nuevo reglamento.

Muchas de estas sanciones no han sido lo suficientemente estudiadas y esto provocará que nadie esté preparado cuando finalmente deba aplicarse la nueva norma. Como consecuencia, podría darse el caso de que las empresas dejasen de recoger datos personales. Algo que, sin duda, les llevaría a perder muchísimas oportunidades.

Sanciones estipuladas en el RGPD

​Las sanciones que se impondrán a las compañías que no cumplan con la nueva normativa son mucho más elevadas que las estipuladas en la anterior ley de protección de datos.

En concreto, si cometes una infracción grave la sanción será de 20 millones de euros o del 4 % de tu facturación anual global. Esto se determinará para que se corresponda con la cifra más elevada de las dos opciones.

En cuanto a las infracciones leves, suponen una multa de 10 millones de euros o del 2 % de tu facturación anual. Asimismo se pagará la cuantía más elevada.

Ventajas del nuevo reglamento

Para el usuario

Si esta normativa se aplica correctamente, el usuario estará totalmente de acuerdo en la cesión y autorización de tratamiento de sus datos personales. Ello se deberá principalmente a que contará con la posibilidad de controlar sus datos en todo momento, lo cual aumentará su confianza y comodidad en cuanto a la cesión de los datos.

Para las empresas

Aquellas que incluyan en sus políticas de recogida de datos las medidas necesarias para cumplir con la recogida mínima de datos conseguirán:

Ahorro logístico, ya que los datos que no recojas no exigirán un gasto de encriptación, almacenamiento, control o tratamiento.

Ventaja competitiva, ya que se generará mayor confianza en los usuarios y eso será un punto a favor en la elección de los consumidores.

Una consultoría de protección de datos: la mejor opción

Ahora que has podido valorar la magnitud de los cambios que deberás aplicar en tu empresa para adaptarte al RGPD, seguro que tienes ciertas dudas acerca de si podrás hacerlo antes de finales de mayo.

Por ello, contratar los servicios de una consultoría de protección de datos para adecuarte al principio de minimización de datos es una de las opciones más seguras. Así podrás cumplir los plazos y estar seguro de que todo lo has hecho profesionalmente.

 

Artículos relacionados

Cumplimiento de la protección de datos en Linkedin Con la utilización de las redes sociales, hemos sufrido, y quizás también realizado, campañas masivas de publicidad. Por eso las redes sociales, y entre ellas, el uso de Linkedin, tendrá que adaptarse al nuevo RGPD. En este texto, nos centramos en el...
¿Pueden reclamar el derecho a la intimidad los ladrones? El derecho a la intimidad, en nuestros días, es uno de los más quebrantados. Desde los los paparazzis hasta cualquiera de las polémicas de las fotos indebidas de cualquier persona que circulan por la Red. Todos estos son casos en los que se quebranta...
Ley de Cookies Uso de cookies en una página webSegún la Ley de Cookies... Los administradores de una página web están obligados a informar de forma clara y concisa del uso de este tipo de dispositivos ANTES de instalarlos en un navegador y obtener un conse...
¿Son legales las grabaciones de voz, según la LOPD? La legalidad de las grabaciones de voz es uno de los temas que generan más dudas en relación con la protección de datos en las empresas. Tras los cambios introducidos en la normativa de protección de datos (LOPD), con la inminente entrada en vigor de...
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *