¿Cómo puedes dejar de recibir llamadas comerciales?

¿Cómo puedes dejar de recibir llamadas comerciales?

En cualquier lugar de España, a cualquier hora (generalmente a la hora de comer o en la sobremesa), suena un teléfono, alguien lo descuelga y… ¡llegó el spam! Seguro que tú también has vivido esta situación en más de ocasión. Ninguno nos hemos librado de recibir llamadas comerciales en el fijo o en el móvil.

Puede que estés pensando en cambiar de compañía de teléfono, de gas o, incluso, de luz. Pero seamos sinceros, cuando alguien te molesta de forma directa lo que menos te apetece es escuchar su oferta.

Sí, usamos la palabra molestar. Porque, desafortunadamente, es lo que suelen hacer este tipo de llamadas en las que se sigue un mismo esquema.

¿Cómo son las llamadas comerciales?

Por norma, en cuanto descuelgas el teléfono preguntan por el titular del servicio que quieren vender. A partir de ahí empieza una particular lucha en la que tendrás que defenderte bien si no quieres contratar nada.

Los comerciales de estas empresas de marketing están muy bien formados y tienen respuesta para prácticamente cualquier excusa que les quieras poner:

– «¿No le importa estar pagando de más?»

– «¿No le interesa pagar menos?»

– «Pero si ni siquiera me ha escuchado mi oferta.»

Frases de este tipo puedes escucharlas cada vez que recibes una llamada de spam telefónico. El comercial seguirá insistiendo e insistiendo. Si optas por ser una persona educada e intentar decir que no te interesa, ya sabes que vas a estar, por lo menos, cinco minutos al teléfono manteniendo una conversación absurda.

¿Cómo se pueden evitar las llamadas comerciales?

La opción que parece más sencilla es la de no coger el teléfono. Si ves un número que no reconoces lo mejor es dejar que siga sonando hasta que el interlocutor se canse y cuelgue.

Esta parecería una buena solución, pero en realidad no lo es. La marcación de números desde las centralitas comerciales se hace de forma automática. Esto implica que si no coges el teléfono van a seguir llamando y llamado. No hablarás con ellos, pero te molestarán igual.

La siguiente alternativa es bloquear las llamadas. La mayoría de los teléfonos móviles te permiten bloquear las llamadas de los números de teléfono que tú elijas. Lo malo de este sistema es que tienes que tener registrados todos los números desde los que te llaman para venderte algo; esto es una tarea imposible.

Una forma más avanzada de evitar llamadas comerciales es usar apps que se encargan de filtrar, automáticamente, los números que te están llamando. Si detectan que un número de teléfono considerado spam, lo bloquean directamente.

Si esto no te funciona puedes probar a inscribirte en la Lista Robinson, gestionada por la Asociación Española de la Economía Digital.

¿Por qué la Lista Robinson?

Porque, a día de hoy, es el único fichero de exclusión publicitaria. Su objetivo es que de una vez por todas dejen de molestarte con llamadas comerciales para las que tú no has dado tu consentimiento.

Este sistema nació en 1993, y se ha tenido que ir adaptando a medida que han evolucionado la tecnología y el marketing. Ahora, no solo te puedes inscribir en este registro si no quieres recibir llamadas publicitarias, también puedes hacerlo si no quieres recibir SMS, MMS o correos electrónicos con contenido publicitario.

Al inscribirte lo que haces es manifestar que quieres quedar al margen de toda comunicación publicitaria que no hayas solicitado expresamente.

Para apuntarte lo tienes muy fácil. Lo único que tienes que hacer es acceder a la web de la Lista Robinson y rellenar un sencillo formulario. A partir de ese momento tus datos formarán parte de este listado y en un plazo de tres meses debería reducirse el número de comunicaciones comerciales que recibes.

Pero no te vas a librar del spam telefónico tan fácilmente. Por mucho que te inscribas en esta lista, hay compañías que ya tienen tu número de teléfono, debido a que tienes o has tenido algún contrato con ellas. Estas te van a seguir llamando sin piedad. Lo único que puedes hacer con ellas es enviarles un escrito revocando el consentimiento que les diste para usar tus datos y llamarte.

¿Y si todo lo anterior falla?

Si te has apuntado en la Lista y te siguen llamando, o has escrito a esa compañía de la que fuiste cliente en su momento para que no te llamen más y han ignorado tu petición, entonces ya solo te queda sacar la artillería pesada.

La protección de datos no es un tema que se pueda tomar a broma. Como titular de tus datos personales tienes el derecho a decidir qué empresas pueden tenerlos. Si no hay un consentimiento expreso por tu parte, las empresas no deberían hacerte llamadas comerciales.

Por ello, si a pesar de todos tus esfuerzos nada parece ser efectivo del todo, puedes acudir a la Agencia Española de Protección de Datos. En la organización de consumo de tu municipio te pueden asesorar sobre la forma de interponer tu queja ante la AEPD.

Acoso telefónico: un caso extremo

Hay supuestos en los que las llamadas no deseadas dejan de ser simplemente molestas para constituir un tipo de acoso. Esto ocurre cuando una misma compañía llama insistentemente a una persona para venderle sus servicios. Hay casos extremos en los que se han llegado a detectar más de 10 llamadas al día a la misma persona.

Otro caso habitual es el de las empresas de recobros, que utilizan el teléfono para reclamar deudas que el consumidor no sabe, a ciencia cierta, si tiene o no tiene. En algunos supuestos el acoso no solo viene en forma de llamadas, sino que, incluso, puede haber amenazas por parte del emisor de la llamada.

No cabe duda de que en cualquiera de estos casos estamos ante una situación de acoso. Por lo tanto, lo mejor que se puede hacer es denunciar en comisaría o en el juzgado para que se identifique a quien llama y se inicie un proceso por acoso telefónico.

Una vez interpuesta la denuncia, lo mejor que puedes hacer es seguir los consejos que te hemos dado para evitar recibir llamadas comerciales. Tienes derecho a vivir con tranquilidad y no recibir publicidad si no quieres hacerlo.

imagen

Artículos relacionados

¿Cómo han de aplicar la protección de datos los abogados en sus servicios? El Reglamnento Europeo de Protección de Datos no solo se aplica a las empresas. También, a organismos o a profesionales que trabajan por cuenta propia, ya que manejan importante información sobre sus clientes. De este modo, vamos a explicarte como pr...
¿Cómo se lleva a cabo la conservación de datos personales en el marco legal del ... La conservación de datos personales por parte de los negocios e instituciones cambiará a partir de la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Muchas son las novedades que afectarán a ambas partes implicadas y es importa...
¿Por qué te convienen los abogados tech? Al hablar de abogados tech nos estamos refiriendo a algo que es relativamente nuevo. Todavía, este concepto anglosajón no ha cumplido ni los cinco años, pero viene pisando muy fuerte. Se trata de aplicar la tecnología a la comercialización de los ser...
Los trabajadores, grandes denunciantes de sus empresas en Protección de Datos ¿Sabías que los trabajadores son grandes denunciantes de sus empresas en materia de protección de datos? En situaciones laborales inciertas o complicadas (despidos, ajustes de plantilla) se incrementan las denuncias de los trabajadores hacia sus prop...
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *