¿Qué tipos de cookies existen?

¿Qué tipos de cookies existen?

Los analistas web y los desarrolladores se sirven de diferentes tipos de cookies para obtener información sobre tus hábitos de navegación y otros datos relevantes para mejorar tu experiencia en un determinado sitio web. Aunque las cookies están en boca de todos y la mayoría de personas que regentan un sitio web las utilizan, muy pocos saben, en realidad, el verdadero alcance de su implementación, especialmente los usuarios.

Por ello, antes de profundizar en la gama de cookies que se utilizan, y en las que utiliza Google en particular, vamos a repasar brevemente para qué se utiliza este recurso imprescindible, hoy en día.

¿Qué hacen las cookies web?

Sintetizando, una cookie supone el almacenamiento, por parte de tu navegador, de un mensaje en un archivo de texto. El mensaje se envía al servidor cada vez que el navegador solicita una página en concreto.

El propósito principal de una cookie es identificar a los usuarios y cargar páginas web personalizadas para ellos. Esta información específica se empaqueta en una cookie y se envía a tu navegador, que la almacena para su uso posterior. La próxima vez que vayas al mismo sitio web tu navegador enviará la cookie al servidor, que puede usar esta información para presentarle una vista determinada. Por ejemplo, en lugar de ver una página de bienvenida genérica, puedes ver una página que te da la bienvenida indicando tu nombre o muestra la última vez que visitaste el sitio.

Una cookie, generalmente, contendrá una cadena de texto con información. Algunos sitios web utilizan cookies para almacenar más información personal sobre ti, sin embargo, esto solo puede hacerse si tú proporcionas esa información personal por tu propia voluntad. Los sitios web legítimos cifrarán la información personal almacenada en la cookie para evitar el uso no autorizado por parte de terceros con acceso a tu carpeta de cookies.

Tipos de cookies

Según establece la Agencia General de Protección de Datos, las siguientes son las clases de cookies que pueden usarse y se categorizan:

Cookies propias o de terceros: se trata de cookies propias cuando éstas se administran desde el dominio de un webmaster determinado, titular de las mismas, a efectos legales. Por el contrario, las cookies de terceros están gestionadas por otra entidad ajena al editor, con una finalidad analítica o de cualquier otro tipo.

Cookies persistentes y de sesión: cuando se trata de cookies de sesión, la información registrada solo se utiliza durante el tiempo que el usuario navega por la página web. Los marcadores persistentes se almacenan de forma continuada con el fin de acceder a ellos cuando sea necesario.

Cookies técnicas, de personalización, de análisis y publicitarias: siguiendo el orden indicado, las técnicas están destinadas a supervisar el tráfico y a extraer información en términos de comunicación de datos. Las cookies de personalización tienen la función de generar una experiencia on page personalizada y adaptada a su idioma, por ejemplo. Análisis: los datos registrados sirven para conocer el comportamiento de los usuarios y establecer un perfil de visitante tipo. Finalmente, las cookies publicitarias aplican en la administración de espacios destinados a la promoción de productos o servicios.

¿Qué clases de cookies utiliza Google?

Google utiliza diversos tipos de cookies para asegurar el buen funcionamiento de su plataforma de anuncios y otras aplicaciones. Acompáñame en este viaje al backstage de la política de cookies de Google para entender mejor cómo las empresas sacan provecho de su implementación y qué clases utilizan.

Cookies de Preferencias

Mediante las cookies de preferencias, Google se ocupa de presentar ante ti una experiencia adaptada a tu región idiomática. Gracias a ellas puedes ver el parte meteorológico de tu ciudad y ofrecerte otros datos en tiempo real basados en la geolocalización.

Aunque en ningún caso su eliminación supone un detrimento de las funcionalidades de sus aplicaciones, sí que puede disminuir su eficacia.

Cookies de Seguridad

Gracias a ellas Google protege tus datos de intentos de acceso no autorizados. Principalmente utilizan dos tipos: SID y HSID, que recogen información encriptada sobre el último inicio registrado para tu ID.

Cookies de Procesos

A través de su utilización la compañía norteamericana garantiza el buen funcionamiento de su suite de aplicaciones. Por ejemplo, cuando trabajas con Google Docs puedes abrir muchos documentos de forma simultánea gracias a ellas.

Cookies Publicitarias

Que tienen la función de ofrecerte una publicidad más precisa y basada en tus verdaderos intereses de compra. Asimismo, para los editores supone la posibilidad de generar más valor al situar anuncios que reconocen, en cierto sentido, tu ID privada.

Por otro lado, plataformas como Google ADS utilizan Cookies Publicitarias para identificar las conversiones que han tenido lugar como resultado de una campaña en concreto, o cookies para mostrar publicidad dirigida en acciones de remarketing.

Cookies de Estado de Sesión

Su función es registrar datos sobre la manera en que los navegantes interactúan con un sitio web. La idea que se esconde detrás de su uso es mejorar la experiencia de forma continua gracias a un mejor conocimiento de las incidencias más habituales o qué páginas generan mayores conflictos.

Cookies de Analytics

La herramienta analítica por excelencia se sirve de cookies para analizar diferentes dimensiones de comportamiento de los internautas, así como estadísticas basadas en esos datos. La cookie más destaca que inserta Google en este sentido es ”_ga».

Otras plataformas publicitarias y de edición de informes de Google utilizan estas cookies de forma conjunta con las cookies publicitarias.

Cómo cumplir la Ley de Cookies

Muchos empresarios tiene su primer encuentro con las cookies cuando conectan su web con Google Analytics. Si bien esta herramienta imprescindible tan solo recoge datos generales de los usuarios que visitan tu web, y cumple en todo caso con la legalidad en materia de cookies RGPD, existen otras herramientas que asignan un ID a cada usuario y que permiten explotar tal capacidad identificativa.

En tales escenarios, asegúrate no transgredir ningún derecho de los visitantes a tu site. Trata de implementar solo aquellos tipos de cookies autorizados por los organismos competentes y sé diligente con su almacenamiento y aprovechamiento. Recuerda que estás obligado a informar sobre las cookies.

imagen

Artículos relacionados

Cómo afecta el RGPD a las transferencias internacionales de datos Las transferencias internacionales de datos son los tratamientos que hacemos de los mismos de cara a un país que se encuentre fuera del territorio del Espacio Económico Europeo. Esto puede constituir la realización de un tratamiento a través del resp...
¿Cómo tienes que redactar la política de privacidad de tu web? A estas alturas sería de esperar que tu política de privacidad web esté perfectamente actualizada. Has contado con tiempo suficiente desde el pasado mes de mayo.Pero es muy probable que si estás leyendo este post o no lo hayas hecho o no estés co...
Mejoras en los derechos del consumidor con el nuevo RGPD El 25 de mayo de 2016 entró en vigor el nuevo RGPD y la fecha límite para su aplicación por completo acaba el próximo mes de mayo. Por ello, cada vez son más las empresas que se han puesto manos a la obra para instaurar paulatinamente todas las noved...
¿En qué consisten las condiciones de contratación en una tienda online? Las condiciones de contratación de una tienda online son fundamentales para la validez de cualquier transacción que se realice en tu negocio. En este artículo, te indicamos los distintos textos obligatorios que un ecommerce tiene que incluir y nos ce...
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *